Pon de tu parte para solucionar conflictos familiares

conflictos-familiares

Todos hemos tenido alguna vez alguna discusión con las personas de nuestro entorno, con la familia, los amigos, los compañeros de trabajo…, por motivos más o menos importantes. Pero por lo que implica, de entre todos los problemas que podamos tener lo más urgente es siempre solucionar conflictos familiares.

Sin embargo,  solucionar conflictos familiares suele ser siempre más complicado que solucionar los problemas con cualquier otra persona. La familia es nuestro círculo más cercano, por lo que cuando hay una discusión tendemos a sacar todos nuestros “trapos sucios” y lo que empieza como una pequeña discusión termina creciendo. Además, los reproches que vienen de familiares son los que más nos duele, así que  solucionar conflictos familiares suele ser difícil.

Para  solucionar conflictos familiares todos tenemos que poner de nuestra parte. Si la discusión es entre padres e hijos el principal escollo para  solucionar conflictos familiares es la diferencia generacional. En este caso, para  solucionar conflictos familiares lo esencial es que padres e hijos entiendan que por cuestiones de edad habrá siempre una diferencia de mentalidad.

En el caso de hermanos, solucionar conflictos familiares suele ser más complicado que en el caso de padres e hijos. Especialmente si ya son adultos, ya que cada uno tiende a centrarse en su propia y poco a poco  solucionar conflictos familiares va perdiendo su importancia.

Sea en el caso que sea, para solucionar conflictos familiares es necesario que todos estén dispuestos a dialogar y a comprender a las otras personas, no simplemente a defenderse y tratar que le den la razón. Y armarse de paciencia, porque si el problema es grave será necesario sentarse a dialogar varias veces y hacer todo lo posible para que la familia se lleve bien.

conflictos-familiares2

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *