Protección femenina, anticonceptivos de barrera

Los anticonceptivos hormonales son los más usados por la mujer para evitar embarazos no deseados, pero no son los únicos. Hay otros métodos para la mujer que no implican el uso de medicamentos.

anticonceptivos

Este es el caso de los anticonceptivos de barrera, todos ellos funcionan matando a los espermatozoides, evitando que lleguen hasta el óvulo. El problema de este método es que no siempre se consiguen matar a todos los espermatozoides.

Del condón masculino no trataremos en este artículo ya que le dedicaremos uno exclusivamente a él, porque es el método preventivo más importante.

Diafragma

El diafragma es una goma con forma circular y abombada, que introducido en la vagina, cubre toda la superficie del cuello del útero y no lo notas una vez está dentro.

Las ventajas del diafragma son que tienes la posibilidad de ponértelo sólo durante las relaciones sexuales y evitas esos cambios en el cuerpo que provocan los métodos hormonales.

Para su colocación es importante que antes te informes a través del ginecólogo, de que tamaño necesitas y cómo te lo tienes que poner. En el diafragma aplica una crema espermicida para que mate a los espermatozoides (sino su uso no tiene sentido).

Hay dos cosas que tendrás que tener en cuenta:

  • No dejes pasar más de dos horas antes de tener una relación, ya que pierde efectividad, si esto sucede, simplemente aplica más crema espermicida sin sacar el diafragma.
  • Tras la eyaculación déjalo dentro unas 6 u 8 horas para que haga efecto.
  • Una vez retirado, simplemente lávalo con agua y jabón y guárdalo en su caja una vez esté seco.

Espermicidas

Son una sustancia química llamada nonoxinol 9, que podrás encontrar en crema, gel, supositorios (el más usado), espumas, etc. Lo que hacen es crear una película protectora para destruir a los espermatozoides, evitando que lleguen a fecundar el óvulo.

Es imprescindible que uses los espermicidas como acompañamiento a otro método anticonceptivo. Puedes comprar condones con espermicida, que te protegerán incluso después de que el condón se rompa.

Preservativo femenino

El preservativo femenino tiene la misma función y características que el masculino, salvo por el material, que es poliuretano (antialérgico y más duro).

Tiene forma de cilindro con dos aros a los extremos (uno de ellos queda fuera, para facilitar al pene su introducción). Hay diversidad de opiniones con respecto a este método, ya que mientras algunas dicen que con él es más fácil llegar al orgasmo, para otras es bastante molesto.

DIU (dispositivo intrauterino)

Se trata de un palito en forma de T, que se introduce en el útero ayudado por un aplicador. El médico será el encargado de su colocación, lo único que tendrás que hacer es estar relajada, te lo colocará el día en el que empieces la regla, pero no te preocupes por ello, se hace para estar seguros de que no estás embarazada.

El DIU una vez dentro, acaba con los espermatozoides gracias a los macrófagos y dificulta que lleguen al óvulo por una alteración de las trompas de Falopio y del endometrio. Además, favorece la formación de mayor cantidad de flujo.

Su duración está entre los tres y los cinco años. Este método es de los peores que hay en la actualidad, ya que tienes riesgo de sufrir un embarazo fuera del útero y de tener reglas más dolorosas y abundantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *