Pros y contras de embarazarse después de los 40

Uno de los temas más controversiales cuando se habla de embarazos es la edad apropiada para ser madre, en especial, cuando supera los 40; si bien la madurez mental y estabilidad económica, sentimental y laboral juegan a favor, también presenta ciertos riesgos. Conozcamos los detalles.

22-.Pros y contras de embarazarse después de los 40

La verdad sobre ser madre después de los 40

Conocidas como “madres añosas” o “madres tardías” son aquellas mujeres que por circunstancias personales o laborales, postergan la idea de tener un hijo. Si bien la posibilidad de concebir se reduce conforme superan los 35 años, los avances médicos y técnicas modernas permiten llevar a feliz término cada vez más embarazos saludables.

¿Por qué se madres en la cuarta década de edad?

Embarazarse después de los 40 agrupa una serie de ventajas no solo para la madre – que por lo general cuenta con madurez mental, así como cierta estabilidad económica y laboral, sino también para el bebé debido a que mejoran las habilidades mentales.

Estudios coinciden en que la progesterona – una de las hormonas que intervienen en el embarazo – y que se encarga del desarrollo del tejido cerebral, incrementar la agudeza mental, además de optimizar las capacidades verbales. Por otra parte, el estrógeno actúa a favor de la estructura del cerebro.

Pero eso no es todo, ser madre después de los 40 supone ventajas adicionales:

  • Tienen conciencia plena de la decisión que están tomando: adicional de estar seguras de la decisión, las futuras madres se informan al respecto planeando todo en compañía de su pareja y/o de un médico.
  • Cuentan con mayor madurez emocional y mental: ambos aspectos les permiten prepararse para asumir la responsabilidad y los cambios que implica embarazarse ajustándose al reto.
  • Suelen tener mejores hábitos alimentarios: no es un secreto, los jóvenes le dan menos importancia a la calidad de alimentación, por ende una mujer a esa edad, está clara de los efectos de mantener una dieta equilibrada, aumentando la atención en lo que concierne a su nutrición.
  • Brindan más apoyo emocional a sus hijos: a esa edad se es menos propensa a estresarse por cuestiones laborales o económicas; además se han alcanzado la mayoría de las metas dejando más tiempo para dedicarle a los hijos.

Los contras de embarazarse pasados los 40

Pero no todo son bondades; pese a que en la actualidad se ha reducido muchos de los riesgos gracias al avance médico y científico, no hay que descartar que embarazarse después de los 40 supone una gestación de mayor cuidado, en especial por la salud del bebé. Entre las desventajas se enumeran:

  • Cerca del 50% de probabilidad de parto por cesárea
  • Aumento del peligro de anomalías cromosómicas
  • Riesgo de presentar un aborto espontáneo
  • Incremento de las posibilidades de parto prematuro y neonatos bajo peso
  • Problemas de salud para la madre, en los que se incluyen diabetes gestacional e hipertensión.

¿Ya pasó de los 40 pero quiere darse la oportunidad de ser mamá? no se desanime, a pesar de que los riesgos pueden generarle un poco de miedo, son altas las posibilidades de que consiga una gestación sana, la clave radica en buscar ayuda ginecólogo para plantear su caso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *