Pásalo bien con los juegos eróticos

Poner en un aprieto a alguien porque las reglas de un juego te lo exigen, parece algo arriesgado. Pues imagina los apuros de los participantes de los juegos eróticos cuando tienen que cumplir las normas del juego.

 juegos-eroticos

Porque no son inofensivas como si de un mero pasatiempo se tratara. Las jugadas ni son ingénuas ni nadie se quedará sentado por mucho tiempo si las reglas del juego implican acción. Lo más interesante es que la acción tiene que ver con lo erótico y lo sexual entre parejas, así que se requieren fundamentalmente ganas de pasárselo bien, una velada desprovista de etiqueta y mucho descaro y atrevimiento por parte de los participantes, algo que a nadie le falta tratándose de juegos eróticos.

 

Se encuentran en el sex shop y son variados. Igual apetece llevarse unos cuantos porque además son baratos, cosa que se agradece para hacer un pedido con varios de ellos: las cartas eróticas, los dados y los dominós de posturas enganchan y tienes también ruletas y póker para los que adoran las apuestas. Lo bueno de las apuestas con juegos eróticos es que todas son subiditas de tono y se hacen a sabiendas de los resultados, que siempre son muy picantes.

juegos-eroticos2

Con estas indicaciones de uso, como para no incluirlos en una fiesta nocturna veraniega o un palmarés estelar entre varias parejas que no tienen muchos miramientos a la hora de provocarse. Y es que no puede ser de otra manera porque se trata de jugar con temática sexual y erótica, así que hay que olvidarse de los remilgos y apostar lo más fuerte que puedas por si surge la sorpresa y el ambiente se terminan incendiando al máximo.

 

Realmente nunca se sabe lo que puede ocurrir cuando hay juegos eróticos de por medio en una sobremesa nocturna de una noche en vacaciones. Ni tampoco cómo vas a reaccionar ante las reglas de un juego de dados erótico. El caso es participar y no rendirse porque en la osadía está la gracia y el fundamento.

 

Por eso no caben familiares ni jefes del trabajo, por ejemplo. A no ser que sea tu primo o tu prima en tercer grado y venga del otro lado del globo de vacaciones, o tu jefe ya sea ex jefe y no te influya lo más mínimo.

 

No te dejes vencer pero tampoco te importe perder, ya que en los Juegos Eróticos, si te lo estás pasando bien, cosa que seguramente es así, nadie pierde.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *