Efectos secundarios propios de las pastillas anticonceptivas

La gran parte de las mujeres que toman pastillas anticonceptivas, por lo general no manifiestan efectos colaterales subyacentes. Sin embargo, hay otras que si lo hacen y pueden variar de acuerdo a los síntomas y la intensidad de los mismos. De acuerdo a su composición, las usuarias pueden presentar normalmente náuseas pero esto puede solucionarse fácilmente, si la píldora se administra en conjunto con cualquiera de las comidas ya sea almuerzo o cena. En caso de que las náuseas no sean abolidas con este mecanismo, el médico optará por prescribir otro tipo de pastillas anticonceptivas, donde su composición tenga una dosis más baja de estrógenos.

A su vez, las mujeres consumidoras de pastillas anticonceptivas pueden cursar con cefalea posterior a su toma, indicado para su lectura en ingles, el siguiente enlace: http://www.webmd.com/sex/birth-control/birth-control-pills, durante las primeras semanas o meses. Usualmente, los periodos de cefalea se dan por estrés o por causas lejanas a las pastillas anticonceptivas, pero muchas veces el trastorno es acusado hacia estas. Sin embargo, esto también tiene su solución específica y será modificar las píldoras hacia unas con menos cantidad de estrógenos, tal como se haría en el caso anterior. No obstante, si los dolores de cabeza persisten, la mejor estrategia será cambiar de método de contracepción por uno no hormonal.

efectos-pastillas-anticpocnetivas

Los cambios de humor si pueden deberse a las modificaciones hormonales dadas por las pastillas anticonceptivas, pero con ejercicio físico y una dieta adecuada estos aspectos emocionales y afectivos podrán adaptarse y regularse, volviendo a la normalidad.

Los casos de acné, con algunas pastillas anticonceptivas pueden empeorar. Sin embargo, esto ocurre en un grupo muy pequeño de mujeres consumidoras. También es necesario destacar que, por efectos de estimulación mitótica de las pastillas anticonceptivas, las mamas crecen y aumentan su tensión, ciertamente. Muchas adolescentes pueden aumentar de peso u otras perderlo, todo dependerá de la dosis de las píldoras que se utilicen y con ello la carga hormonal para su cuerpo.

Una dieta equilibrada en conjunto con la toma de las pastillas anticonceptivas, mejorará la sintomatología adversa que se pueda presentar en condiciones habituales. Igualmente, el ejercicio físico puede a ayudar a una mayor comodidad sin efectos colaterales presentes en el tiempo que se use este método anticonceptivo. Por lo general, los síntomas secundarios al consumo de pastillas anticonceptivas, duran entre los primeros tres o cuatro ciclos desde su inicio y luego, van desapareciendo progresivamente. Siempre, es importante consultar con el médico de confianza, cualquier duda o inquietud referente a las mismas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *