Claves para mantener la armonía familiar

Una de las cosas más importantes en nuestro entorno es la armonía familiar, algo nada fácil de conseguir en los tiempos que corren. No es fácil, pero si todos hacemos un esfuerzo, si todos lo intentamos, no tendremos demasiados problemas para mantener la la armonía familiar.

La paz familiar se consigue especialmente cuando todos los miembros de la familia están de acuerdo en las cuestiones fundamentales de su vida y de la convivencia, algo realmente difícil de conseguir, porque siempre aparecen puntos en los que se encuentran en desacuerdo, sobre todo entre padres e hijos por la diferencia de edad, motivo por el cual se producen frecuentemente alteraciones de la paz familiar.

mejorar-convivencia-familiar2

Está demostrado que los pequeños desacuerdos no afectan de manera significativa a la la armonía familiar cuando en la familia no existen problemas realmente graves (problemas económicos, alguna enfermedad, problemas de fracaso escolar…), ya que todos están más receptivos y más dispuestos a solucionarlos. Pero cuando en la familia hay algún problema más grave, cualquier pequeño desacuerdo o cualquier discusión leve puede llegar a cobrar una gran importancia y afectar gravemente a la paz familiar, ya que todos estarán inconscientemente con los nervios a flor de piel y menos dispuestos a reflexionar y a solucionar sus problemas.

El diálogo es la base fundamental de la la armonía familiar, sin él será muy difícil que los miembros de una familia puedan llegar a entenderse y se mantenga la paz familiar. Cuando surge el más mínimo problema debemos estar siempre dispuestos a dialogar y a entender al resto de familiares, y sobre todo a poner de nuestra parte para restaurar cuanto antes la la armonía familiar.

 mejorar-convivencia-familiar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *